Terapias Cognitivas

 

Se inscriben en la corriente de las terapias conductuales. Proponen aplicar la metodología experimental al campo de la psicoterapia. Pero si bien la terapia conductual, se interesa fundamentalmente por el aspecto comportamental de la conducta humana, la terapia cognitiva, trata de modificar los procesos cognitivos, o sea, los procesos de pensamiento. Su hipótesis fundamental es que los procesos cognitivos, estrechamente ligados a las conductas y a las emociones, desempeñan un papel fundamental en los desajustes psicológicos.

Percibimos el mundo y los acontecimientos a través de los esquemas cognitivos adquiridos en el curso de nuestra experiencia. Estos esquemas están constituidos por creencias, valores, actitudes que determinan nuestra forma de pensar, percibir y procesar la información que recibimos del entorno.

Las terapias cognitivas buscan sacar a la luz estos esquemas y modificarlos, utilizando para ello técnicas muy diversas: autocontrol, terapia racional emotiva (Ellis), sensibilización interna, imaginería mental, asertividad, modificación de pensamientos autónomos, etc. El terapeuta tiene un papel activo y directivo, elabora un protocolo detallado que pone en práctica con el paciente y termina evaluando con él los resultados obtenidos.

Lecturas

E. Keegan, “Escritos de psicoterapia cognitiva”, Ed. Eudeba.

Fuente: "Guía práctica de las nuevas terapias". Edmond Marc, Ed. Kairós.
Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: